Butaca 27

En un futuro, la humanidad entera esta sentada, sin mover mas que los músculos que aprietan botones. Es el gobierno sentadiano que así los mantiene, cada cual en su lugar, mirando un mismo punto. Hasta que un día, uno de esos humanos decide pararse.

El elenco está conformado por Karen Walker, Carla Areta y Martín Pironi. Dramaturgia y dirección: Martín Pereyra. Completan el staff: Leonela Laborde como asistente de dirección, Leonardo Pollo en escenografía, Lis Fernández en vestuario, Jorge Pereyra en objetos escénicos y luminotecnia y Daniel Martín en diseño gráfico e ilustraciones.

Próxima Función: Sábado 20 de Agosto, 20hs

Sobre la Compañia

Musa Hibrida

se dedica a la composición y montaje de pequeñas piezas teatrales. Breves pero contundentes ya que creemos en un teatro gestado a partir de la mayor eficacia escénica posible, en donde Cada segundo posea la potencia de ese instante, sin desviaciones decorativas, sin acciones de mas, sin dilataciones inútiles. Es por esto que proponemos un teatro solido en lo temporal, que impacte directamente en los sentidos,
El propósito de la compañía es crear piezas que sean perturbadoras, que desgarren, que abran las heridas, que revienten las llagas, que hundan el cuchillo del teatro en el corazón de los espectadores.
Que sean destructoras de lo establecido por la mayoría, que sean perversas, amorales, incorrectas, que fragmenten, que destruyan la comodidad del publico, que interroguen, que señalen y acusen, que sean impiadosas y dulces al mismo tiempo, en fin, que sean crueles en el sentido gestado por Artaud.
Que estén llenas de contrastes, de sentidos múltiples, que sean un laberinto en el cual perderse y que no importen las salidas, que no haya una sola puerta de acceso y por sobre todo que no pretendan una sola lectura o interpretación.
Que el contenido y la forma sean un tejido indivisible, que la imagen sea el texto y el texto la imagen.
Buscar el riesgo en cada nueva obra, buscar siempre lo impensado, lo que viene desde las profundidades del ser y no desde la razón tranquilizadora.
Nada de mimesis, nada de catarsis, nada de naturalismo, nada de decorados, nada de explicaciones. Que la obra habite al público y viceversa.
El formato de obras breves tiene su fundamento en la economía escénica a través de la síntesis, de la utilización de los mínimos recursos para lograr la máxima expresión.

Dejanos tus comentarios